24 de mayo de 2008

La Sevilla de las bicis

Ya me lo decía mi madre: “Niña, rectificar es de sabios”. Y qué cierto es. Así que haciendo uso de ese consejo maternal, procedo a escribir estas líneas que tienen como protagonista al muy polémico carril bici de Sevilla. Y es que yo era una de esas tantas personas que han necesitado ver para creer en la utilidad de este carril, para ver que son miles los ciudadanos que cada día hacen uso de este medio, que son casi 50.000 los abonados a Sevici (contando a una servidora), que Sevilla ha incrementado en un 300% el número de ciclistas urbanos.

Son muchos los que han pasado de coger el coche, el autobús o cualquier otro vehículo contaminante para desplazarse por la ciudad a elegir un medio de transporte no contaminante, con el que se llega antes, beneficia a la salud y ahorra los atascos, los cabreos y el tiempo en aparcar. Lo cierto es que nadie puede negar que hace dos años casi nadie utilizaba la bicicleta en esta ciudad por lo que pensar en la inutilidad de este carril tampoco resultaba tan descabellado. Sin embargo hoy no sólo nos encontramos a los típicos ‘domingueros’ con sus bicis camino del Alamillo, sino también a muchos con corbatas en dirección a sus trabajo, señal de progreso en esta ciudad que se dice tan conservadora.

Ahora bien, también he de decir que no sólo me topo cada mañana con esta señal de progreso sino que también me topo con una realidad: Sevilla no tiene cultura de la bicicleta, o mejor dicho, falta un cierto punto de civismo. Y es que son muchos los niñatos que ensucian la imagen de todos lo que hacen uso de este transporte, niñatos que van a ‘toda leche’ sin respeto alguno hacia otros ciclistas o peatones, niñatos que siguen utilizando la carretera en zonas habilitados para ellos. Por el contrario, también son aún muchos los peatones que utilizan a sus anchas los carrilles, aún habiendo aceras de sobra, porque todo hay que decirlo, hay muchas zonas de la ciudad en las que las aceras han quedado reducidas al máximo y hacer uso puntual del carril es casi inevitable.

Creo que a Sevilla ahora lo que le falta son campañas de concienciación acerca del uso solidario de la bicicleta. Solidario con todas las consecuencias.

1 comentario:

El callejón de los negros dijo...

En esta ciudad las cosas como Santo Tomás ....

Soy usuario del servicio de alquiler, y creo que estamos dando pasos lentos pero al menos son pasos hacia una ciudad mejor, y más moderna.

El carril bici otro adelanto pero hay que corregir las chapuzas que ha arrastrado. Idem la peatonalización.

Sobre el metro, sigo sin creérmelo, después del verano hablamos. y tantas, tantas cosas...

Saludos, he llegado a este sitio hace , espero disfrutarlo.

Saludos
Antonio